Betto Sibaja, Madrid

Fotografía  Maisie Cousins 

“La naturaleza siempre es hermosa pero  también es desagradable, aunque a la gente más hermosa se le escape, la sangre y la mierda” Maisie Cousins.

Esa ha sido la respuesta de la fotógrafa Maisie Cousins en su relación entre lo hermoso y lo grotesco en sus fotografías pegajosas, pálidas e hiper-saturadas de imaginería. la repetición de sus imágenes fotografiadas tienen un agudo enfoque donde se queda pasmado el  increíble estereotipo de ser impávido y honesto con el cuerpo femenino.  

Desde que esta joven chica londinense comenzó a compartir su trabajo en Tumblr a la edad de 15 años, empezó a subir rápidamente en la cima del arte contemporáneo en Londres.

En estos dos últimos años su trayectoria tuvo una particular aceleración en una colaboración con Petra Collins en la recopilación del más reciente fotolibro de Charlotte Jansen,“Girl on a Girl” después de esa publicación a la siguiente semana estaba haciendo su exposición inspeccionada por la curadora de arte Mia Pfeiffer en la Tj boulting gallery.

Sus fotografías son una celebración de la naturaleza intrínsecamente bella y grotesca. Titulada césped, peonie y vagabundo esta serie de fotografías es una metafórica representación de la naturaleza hermosa y asquerosa donde Cousins muestra cómo las mujeres toman el control de su cuerpo con una imaginación personal y distinta.

Intentando crear una sensible y extrema experiencia multisensorial. Maisie con sus imágenes construye una nueva dimensión llena de aroma natural, progresiva, sexy y al mismo tiempo desgarradora.

“Para mi es realmente excitante y es una cosa que quería representar en imágenes hace mucho tiempo y creo que lo he logrado. Creo que he restaurado mi fé en lo que quería representar fotográficamente y ha sido bastante duro el tiempo, trabajo y dinero que he empleado sobre toda en esta existencial crisis que he sentido con todo esto.”

“Las experiencias multisensoriales es algo obligatoriamente vital el tocar, la textura, el aroma todo esto es parte de un proceso creativo que para mi todos los expectadores tienen que sentir exactamente lo que se está representando. Yo siempre he sentido que algo se iba perdiendo para obtener un resultado final adecuado porque mi trabajo fotográficamente es totalmente profundo. Es un perfume y sensor de experiencia lleno de algo que está en una posición de ser explorado, pero el espacio para jugar con ese misterio de exploración es el siguiente paso lógico para adentrarse en el aroma e instalación.”

“Para mi como hago fotografía el arte no es absolutamente visual, no es algo fijo y en esto estuve trabajando un año, en este tiempo estuve analizando mucho esta situación pero siempre estuve pensando en los aromas y cómo esto nos estimulaba. Esto no ha sido una fácil traducción pero intentaba moverme en escencias de tierra como tierra mojada, olores dulces como violetas siempre haciendo una yuxtaposición pero igualmente trabajando hacia un balance de combinaciones”