Betto Sibaja, Madrid

El concepto de neutralidad de género no se adapta nada en la industria de la moda, y es muy raro que se pueda hablar de ropa interior sin género y definir el estilo para las mujeres. Esta es una idea que se ha quedado atascada en el pasado sobre todo de la mirada masculina hacia la mujer como objeto de placer pensando en encajes, las tangas atrevidas, y los sujetadores sexualizados. Para las mujeres también hay un derecho de ponerse calzoncillos cómodos.

La diseñadora Marie Yat ha encontrado el balance entre la feminidad y la comodidad en torno a la industria de la lencería que lo único que en general busca es dotarla de sexo. Esto desafía a la mirada tradicional masculina que tiene en mente que la ropa interior de la mujer tiene que ser todo el tiempo atrevida. Esto genera una tensión entre la comodidad y la feminidad.  

Nacida en Hong Kong, Marie Yat decidió moverse a Londres donde aseguró su lugar en el BA Fashion Design course de Central Saint Martins, entrando en el estudio interno de Hussein Chalayan uno de los diseñadores más relevantes e interesantes de los últimos 20 años, y en el atelier de Yang Lí diseñador de moda atípica de origen chino criado en Australia.  

“Creciendo en hong Kong tuve la suerte de estar rodeada de lo último en moda y tendencias” señala Marie, pero el enfoque de los nombres de las marcas impersonales, de estilo romántico e idealista han desilusionado a esta diseñadora japonesa.  

“Me hago preguntas, de que tengo el deseo de verme profunda dentro de la moda, como una forma de expresión personal y seguridad”.

La idea de Marie vino durante su segundo año de la universidad, y cuando se graduó comenzó a trabajar inmediatamente en el diseño. Para ella su proyecto la hace sentir personal. “Diseño lencería porque las ideas me vienen principalmente de mis propias necesidades como mujer. Estoy interesada en todo tipo de lencería y me dí cuenta de que raramente puedo encontrar ropa interior que sea interesante, no convencional y cómoda para vestir diariamente. Busco diseños suaves, de color pastel y de tejido, hechos de algodones naturales y sedas que ofrecen comodidad sin tener que comprometerse con la feminidad”.

Marie toma la inspiración de todas las mujeres que la rodean incluyendo a su madre y amigas. “En términos de investigación estuve explorando el arte erótico de las mujeres en China e imágenes de mujeres que muestran la verdad de sus cuerpos como por ejemplo “Marcas que les han dejado la ropa estrecha, cicatrices, y moretones. Ahí he encontrado una fascinante belleza y es algo que refleja la inspiración a la imaginación” apunta.

“He explorado mucho a la juventud asiática con la cultura de internet, en particular entre mujeres, y me interesa en particular la fuerte comunidad de el mundo virtual vía internet”. “Para mí el significado de esto es que las mujeres están en la búsqueda de algo que no pueden encontrar en la realidad”.

“Diseño ropa interior para mujeres que se identifican a ellas mismas fuera de las características de lo establecido en la lencería. Una de las cosas en el centro de las ideas es que la marca combine con los detalles delicados de la lencería y el sentimiento relajado de una pieza unisex de ropa interior”.

Aunque MARIEYAT tiene la idea de diseñar sólo para mujeres, ella todavía juega con ideas acerca de género de ser un género específico o no ella está completamente tratando de entenderlo más día con día.