Lora Grigorova, Oaxaca

landscape01

(Fotografía de Koji Chan)

Vivimos en una época en la cual ya ninguna tendencia o moda nos define, sino que un constante devenir de épocas pasadas: ahora están de moda los 70s, luego los 80s, después regresaremos a los felices años 20s y de ahí saltamos a los 90s; y a eso se suma un infinito de tribus urbanas y estilos personalizados que terminan de remarcar a la heterogeneidad que define este siglo XXI. No obstante, vivimos en una constante añoranza por el pasado, lo cual ha definido todas las tendencias a las que hoy en día llamamos retro o vintage. Incluso, hay personas que se lo han llevado muy a pecho, sacrificando sus vidas por ello.

En este artículo se van a enumerar una serie de personajes reales adictos a épocas específicas de la historia. Algunos de ellos limitan su amor por lo vintage a sus vestimentas del día a día, mientras que otros lo han llevado a un límite, cambiando sus vidas y adaptándolas a las costumbres de antes.

ele1

(Fotografía de Instagram)

En primer lugar mencionamos a la diseñadora de moda vintage Eleanor Ward-Thompson, a quien descubrí via instagram @valle_mortis. Eleanor es una joven que se dedica a recrear vestimentas de la Época Victoriana, las cuales ella usa todos los días. Tiene su tienda en línea llamada victoriananthropology.

2

(Fotografía de Instagram)

Sigue a continuación la estadounidense de 17 años Isabel Barense, quien está obsesionada con los años 20s y 30s, luciendo en el diario vestimentas de esas décadas. La joven tiene un canal de youtube con varios tutoriales de maquillaje vintage, así como su cuenta de instagram con modelos de ropa.

3

(Fotografía de Instagram)

Otra cadena de ropa vintage es The Golden Hatted Lovers, fundada por la pareja australiana Katie-Louise Ford y Tim Nicol, quienes usan sus creaciones en el cotidiano. Tienen recreaciones de diferentes épocas, aunque parece que se decantan por la época de la Ilustración Francesa. Lo que destaca de esta cadena es que tiene ropa no solo para mujeres, sino también para hombres y todas las piezas son hechas a manos y de alta calidad.

4

Otra verdadera artista de la recreación histórica es otra joven belga de 17 años Annelies Maria Francine, quien en Instagram se hace llamar @bewitchedquills. Annelies saca casi a diário un autorretrato en el que personifica a alguna figura histórica, entre sus favoritas está Audrey Hepburn o las heroínas de Jane Austen.

5

Por último, en lo que se refiere a moda, está Fanette, también conocida como @martine.lightblue, quien se proclama adicta a la ropa vintage y a la ropa interior. Sus autorretratos en Instagram son unas verdaderas obras maestras.

6

(Fotografía vía ABC News)

Por otra lado está la gente que ya ha llevado esto a un extremo y vive en épocas históricas pasadas. Es el ejemplo de la famosa pareja de Washington, quienes viven en plena Época Victoriana. Sarah y Gabriel Chrisman llevan 6 años viviendo sin lavadora, ni secadora, ni microondas, ni mezcladora. Todo lo hacen a mano, su casa está amueblada con muebles de la época y su medio de transporte son bicicletas del siglo XIX. No obstante, por requisitos de los tiempos modernos, sí han tenido que poner un teléfono en su casa (aunque siguen sin usar el celular) y han tenido que comprar una computadora por cuestiones del trabajo. Gabriel tiene un taller de bicis y Sarah es escritora de libros, los cuales obviamente tratan de la Época Victoriana.

 

7

(Fotografía vía The Telegraph)

Otra figura histórica en la época contemporánea es la inglesa Claire-Violet Hanley, quien vive en el mundo de Jane Austen, en plena época de la Regencia en Inglaterra. Según Claire, su pasión por las damas con vestidos largos viene desde niña, cuando pedía a su mamá que le comprara un vestido así, pero eran demasiado caros. No obstante, no fue hasta que se estrenó la adaptación de Orgullo y Prejuicio de 1995 que se volvió completamente adicta a la época de Austen. Hoy en día, Claire ya posé cincuenta vestidos originales de ese tiempo y se ha vuelto en una figura conocida dentro de los círculos que organizan las convenciones anuales de Jane Austen.

8

(Fotografía por Jordan Shields)

Otro caso muy particular es el de la familia Keenan de Sydney, quienes viven en los años 50s. Todo empezó cuando la ahora señora Keenan, de 49 años, tenía 15 años de edad y sus papás la llevaran a un concierto de Elvis Presley en Las Vegas. Fue desde ese momento que Pixie Keenan decidió adaptar el estilo rockabilly, el cual ahora rige en toda su casa, pues tanto su marido como sus dos hijos están totalmente dentro de la tendencia. La señora Keenan se dedica a dar talleres de moda y maquillaje vintage, a enseñar las normas de etiqueta de los años 50s a jóvenes de la modernidad y además tiene su estudio fotográfico retro.

9

(Fotografía Taylor Jewell)

Por último, está el músico de jazz Michael Arenella, quien vive en la época perfecta y el lugar perfecto para su oficio, en el Brooklyn de los años 20s. Arenella ha logrado transformar su departamento y su forma de vida en la de un músico de esa época y se va a trabajar todos los días con impecables trajes vintage, los cuales él mismo se encarga de mantener como nuevos. Afirma el músico que muchos pensarían que es caro tener una forma de vida así, pero que en realidad él ha logrado encontrar la manera de vivir los años 20s sin gastar tanto, pues en esa época la gente no tenía tanto dinero, sin embargo siempre lograban divertirse y disfrutar de la vida.

Como estos personajes en el mundo hay muchos, quienes no hacen nada más que hacernos sentir la nostalgia de un cierto tiempo del pasado. No obstante, varios de ellos afirman que sí han sufrido discriminación y maltrato por parte de la sociedad por el simple hecho de ser diferentes. La señora Chrisman afirma “Muchas veces hay extraños que se me acercan y me empiezan a toquetear y agarrar la ropa y cuando les digo que me dejen se ofenden.” También Claire-Violet declara que una vez fue a una convención en Brighton y que les gritaban “freaks” de manera muy agresiva. A lo mejor hay mucha más gente en el mundo que desea vestirse como en otras épocas, pero que a lo mejor no lo hace por los prejuicios sociales que existen en este tiempo, el cual debería ya ser mucho más liberal.