Lora Grigorova, Londres

Fotografía: Lora Grigorova


Son las cuatro de la tarde y las calles ya están en penumbra desde hace rato, cubiertas por una neblina espesa que lo oculta todo. Del cielo caen finas gotas de lluvia y la humedad fría es algo que se siente en los huesos. Estoy encarcelada en una habitación de hotel “barato” que se encuentra en Mile End. Me acompaña una pequeña botella de vino rosado de California (lo más barato que conseguí encontrar de vino) y unas “potato twists” sabor Masala, las cuales son una cena más que sofisticada para un aventurero en Londres. De fondo tengo puesto un episodio de los dramas de la BBC, una de las adaptaciones de la obra de Agatha Christie.

Estoy algo cansada y resfriada, después de mi maratona fotográfica por el centro de la ciudad, en este que es mi primer día en la capital británica. De esta manera, deseo compartir con los lectores de yourbanclash, algunas curiosidades que descubrí en mi debut londinense, respecto a las cuales nunca antes me había cuestionado.

¿Cuál es el mejor lugar para alojarse?

En la zona de Mile End y Westminister que queda en la parte Este de la ciudad. Hace tiempo, era la parte obrera de Londres que se recuerda en la historia por tramas oscuros que tuvieron lugar por sus callejones desolados, tal y como los famosos casos de Jack el Destripador. En la actualidad, la zona está poblada por el sector inmigrante de la población, más en concreto por hindúes y musulmanes, siendo los restaurantes típicos de estos pueblos una atracción  irresistible para el olfato y los transeúntes. Es también la zona universitária, ya que cerca está la prestigiosa Universidad de Queen Mary. De esta manera, se ha vuelto en un lugar alternativo que, a la vez, queda en el mismo centro de la ciudad.


¿Existe alojamiento barato?

Sí, si uno va a un hostal juvenil. Aunque se comparta habitación con cuatro o cinco personas, terminas conociendo a gente nueva y pones en práctica tu inglés. En los hostales juveniles se acepta a gente de todas las edades y cuentan con todas las comodidades. Es aconsejable buscar un hostal por la zona en la que te vas a mover, ya que el transporte público es carísimo y más vale caminar.

¿Cómo funciona la comunicación?

Se aconseja ir con un teléfono libre y comprarse una tarjeta inglesa ya al bajarse del avión. Las famosas cabinas telefónicas londinenses existen en realidad, pero una mitad no funcionan y la otra sólo sirven para llamar a números fijos a nivel nacional. También es bueno ir armado con un adaptador de enchufe para el ordenador y para cargar el teléfono, sino uno corre el riesgo de quedarse incomunicable. En Londres no suele haber locutorios baratos como en España y la internet en locales es muy cara.


¿Qué comer?

Hay productos de todas partes, pero la mayoría de las cosas son envasados. En el tema de restaurantes los más recomendados son los hindúes. Hay que ir preparado para degustar comida rápida y poco saludable.

¿Llueve así tanto?

Sí. El paráguas es imprescindible.

¿Cómo funciona el transporte público?

Está bien organizado, pero se tarda mucho en llegar de un lugar a otro debido a la magnitud de la ciudad, además de que se ha vuelto un “lujo” debido al alto coste de los billetes. La alternativa es alquilar una bici, pues las hay en todas partes y permiten circular por todo el centro de la ciudad. En realidad, el carril-bici no está bien desarrollado, pero hay un gran respeto hacia los ciclistas. Sin embargo, hay que ir muy rápido, adaptándose al ritmo de la metrópoli londinense.